2017 Página hecha por BALÓN ROSA / 0424-9642403 / 0416-7874085 Monagas - Venezuela
La columna de DOMINGO
El fútbol como experiencia de Vida
Domingo Centeno

Caminar por la vida centrado en sí mismo, es una conducta placentera ante la realidad, es andar en un estado de comodidad. En ese confort con frecuencia nos estacionamos, y después para activarnos resulta un poco difícil;  dice mi madre: “a la comodidad cualquiera se acostumbra con facilidad”. Esta filosofía cotidiana nos permite comprender, sin justificar, el porque nos quedamos indiferentes ante las cosas que vemos, y necesariamente, las cosas tienen que incomodarnos, y mucho, para poder actuar.

También, es oportuno hablar de los estados intermedios, situaciones que nos incomodan, de las cuales nos  quejamos y no actuamos; las podemos llamar: situaciones incomodas manejables o  soportables en el tiempo. Situaciones a la cual nos acostumbramos y terminamos conviviendo con ella. Por ejemplo durante mucho en los juegos, se ha visto como normal: el enfrentamiento entre representantes, los insultos a los árbitros, los cuestionamiento o insultos de los técnicos a los jugadores.

Esas situaciones que se valoran como negativas, y que se limita al cuestionamiento, a la  crítica  sin acción para cambiarla; la podemos interpretar como indicador de la falta de compromiso del ser humano.

Y se pasa el tiempo sin darnos cuenta que el individuo mientras critique, se miente así mismo, convencido que está preocupado por alguna situación en particular, que es evidente que demanda esfuerzo para mejorarlo, mas, se espera que sea otro quien lo haga; porque él o ella no tienen tiempo para detenerse a hacer algo para resolver.

De esta conducta nadie está exento,  no obstante, con el conocimiento sobre esa conducta podemos cuestionarnos y reorientar nuestra postura ante la realidad que inquieta y la cual debe motivar la búsqueda de  soluciones, y aquí te encuentras con la otra cara de la moneda, en vez de criticar y quejarte, hacer aportes, proponer salidas, y allí está la esperanza del cambio, porque te ubicas en primera fila para trabajar por ese sueño, meta o propósito. Esa es la actitud que debes cultivar para mejorar por lo menos nuestra área de influencia.

Compromete desde tu espacio, colabora para que el futbol sea una herramienta de crecimiento personal para quienes participan en él. Hoy mi aporte es animar tu espíritu para que juntos inspiremos a otros para hacer del futbol una experiencia de vida. Dios te bendiga siempre.